Archivo

Archivo para la categoría ‘Discos duros’

Discos SSD en Linux

Viernes, 4 de Octubre de 2013 2 comentarios

Cada vez los discos SSD son más populares debido a su velocidad de lectura/escritura y su tiempo de acceso frente a los discos magnéticos convencionales. Pero como con todo, estos discos tienen un debilidad que preocupa a sus dueños y es la vida útil.

Sin entrar en detalles diré que se hace uso de algoritmos especiales para intentar alargar la vida útil del disco SSD lo máximo posible tratando de no sobrescribir siempre los mismos sectores y evitando realizar usos que conlleven muchas escrituras sin sacarles provecho (como logs o temporales del navegador web.

Existe un hilo en los foros de OpenSuse en los que se dan consejos y pautas muy útiles para este propósito, como cargar el temporal en RAM, alojar ciertos directorios en un disco duro magnético, etc.

Categories: Discos duros, OpenSuse Tags: ,

Extraer con seguridad un disco duro SATA

Viernes, 20 de Septiembre de 2013 2 comentarios

Cada vez es más usual ver torres con una base integrada para la conexión de disco duros SATA y esto, aunque muy útil, acarrea un pequeño inconveniente y es el detener la rotación del disco duro sin un interruptor que elimine su suministro eléctrico.

Estos son los pasos habituales:

  1. Se pincha el disco duro en la base SATA de la torre.
  2. El disco duro empieza a girar y el S.O. lo reconoce.
  3. Montamos el disco duro y hacemos uso de él.
  4. Cuando hemos terminado de trabajar con él lo desmontamos.
  5. El disco duro sigue girando y si lo retiramos puede ser que la mano se nos vaya de un lado a otro (¡probadlo jajaja! o mejor no…).

¿Cómo detener el giro de los platos del disco duro? Con una simple línea de código siendo root:

echo 1 > /sys/block/sdX/device/delete

 

Recuperación de discos duros

Martes, 4 de Octubre de 2011 Sin comentarios

Cuando un disco duro falla y no existe copia de seguridad de los datos contenidos en él es un problema, pero se agrava notablemente si además el fallo es físico, ya sea porque la placa electrónica se haya quemado o que la cabeza lectora haya muerto. En estos casos da igual el software que queramos utilizar para recuperar los datos, nunca los vamos a recuperar.

Ante esta situación quedan dos alternativas: llevar el disco duro a una empresa que se dedique a recuperar los datos o intentar hacerlo por uno mismo si se encuentra en posesión de otro disco duro idéntico. La primera opción es la más cara pero más segura y la segunda opción es la más peligrosa para la poca integridad que le queda al disco.

Para esto hay una serie de vídeos que detallan el proceso de recuperación, explicando tantos los distintos fallos posibles como las diferentes formas de resolverlos. Dejo la primera parte, el resto está enlazado en el vídeo.