Archivo

Entradas Etiquetadas ‘tóner’

Reset de Samsung CLP-320

martes, 26 de septiembre de 2017 Sin comentarios

La Samsung CLP-320 es una impresora láser color que compré hace ya algunos años y en la que siempre he utilizado tóner original. Llegó un día en el que me dijo que el tóner magenta se le había acabado la vida útil y compré un pack de negro, magenta, cian y amarillo. Sustituí el color correspondiente, la impresora hizo su verificación interna y me seguía diciendo que el magenta estaba agotado.

Pensando que el tóner que había comprado podía tener el “chip” defectuoso (aquel que lleva la cuenta de páginas que hay impresas), opté por comprar un tóner compatible (para no invertir todavía más dinero) y cuál fue mi sorpresa que me dijo lo mismo.

Localicé el servicio técnico que se encuentra en Madrid para las impresoras de Samsung y me informaron que probablemente el problema estaba en la placa o la conexión que une ésta al chip del tóner. Me informaron que el envío de la impresora allí y la sustitución de la placa me iba a salir caro. Así que tenía un pack nuevo de tóners y una impresora muerta de la risa porque el sistema de cuenta de hojas estaba estropeado. Indignación absoluta, porque para eso hubiese estado utilizando tóner reciclado desde el primer día.

Acabé comprando otra impresora de otra marca y hasta hoy, porque justo hoy me había decidido a probar a pagar 14€ por un programa que, junto a la informción del número de serie de tu impresora y su versión de firmware, te reseteaba el contador de tóner y te dejaba imprimir lo que quisieras. Pero antes de ello, tras leer por ahí, me decanté por probar a poner cinta aislante en el tóner afectado, desde el segundo contacto hasta el último de la derecha, cerrar la tapa, comprobar que me dice que le falta el magenta, abrir la tapa, quitar la cinta aislante y voilà, el tóner vuelve a estar al 100% de capacidad.

No sé si habrá sido casualidad de que se resetease por acción divina o porque el tema de la cinta aislante esquiva el problema, pero lo volveré a utilizar la próxima vez que se me agote un color y simplemente quiera imprimir en negro, por ejemplo.